M P O R T E Z U E L O

Loading

La Poda de Viñas en Portezuelo

La poda de la vid es una práctica ancestral que el paso del tiempo ha convertido en tan importante como necesaria para una correcta gestión del viñedo. Técnicamente consiste en suprimir las ramificaciones de la cepa (sarmientos, pámpanos, hojas), de forma que la planta quede renovada y preparada durante la parada vegetativa que impone el invierno. La poda tradicional ocurre entre la caída de las hojas y el brote (entre mayo y agosto en Chile)

La poda de la vid evita que la planta crezca descontrolada durante la primavera. Es un proceso que limita el desarrollo vegetativo de la cepa, armoniza la cosecha a través de la limitación del número de yemas que se mantienen en la misma y facilita el flujo y la distribución de la savia. 

También ayuda a ralentizar el envejecimiento de las cepas gracias al saneamiento de sus partes. Se trata, en definitiva, de darle forma a la planta para que sea capaz de gestionar y regular su producción de forma óptima. Además de mantenerla sana, la poda de la viña influirá de forma decisiva en la cantidad y la calidad de la vendimia de la próxima campaña. 

 

A estas alturas del año, el viticultor ya debe de estar llevado a cabo la poda de invierno que se produce en el período de latencia, entre la caída de la hoja y el inicio de la brotación de primavera.

Aquí es importante tener en cuenta algunos factores como la edad de la planta o la climatología. Se recomienda una poda más tardía (hacia final del invierno) en viñas más jóvenes, ya que estas son más sensibles a los efectos de las heladas. De la misma manera, una poda de invierno a destiempo, antes de que la planta entre en período de reposo, es desaconsejable, ya que impediría el traslado de las reservas desde las hojas hacia el resto de los órganos de la planta y retrasaría la brotación.

Fundamentos básicos de la poda:

  • Generar equilibrio entre la parte productiva y vegetativa de la planta de manera de obtener fruta de calidad bajo un óptimo productivo. La planta sólo está en condiciones de madurar una cantidad determinada de fruta de buena calidad.
  • Estimular el renuevo de estructuras de forma armoniosa con el objetivo deprolongar la vida útil de la planta. El cargador que proporcionó fruta en la temporada se vuelve improductivo para la próxima.

¿POR QUÉ SE PODA LA VIÑA?

Es un proceso Elemental porque a la viña, como tantas plantas no le preocupa hacer uvas dulces y sabrosas para nosotros. Sólo le preocupa la cantidad, y eso es, mucha vegetación y muchos racimos. Sin tener en cuenta si madurarán o no.

Si se la deja sola, sin atender, la vid crecerá y crecerá. Sin control y sin sentido. Su propósito es producir tantas ramas, tantas hojas y tantos frutos como pueda. Claro que cabe pensar: ¿Qué hay de malo en eso? Pues que la viña no le importa si las uvas son maduras o verdes. Pero a nosotros sí. Los rendimientos altos significan cosechas desiguales, sin suficiente madurez. Uvas gruesas sin azúcar, sin aromas, sin color, sin cuerpo. Todo lo contrario, a lo que necesitamos para hacer un buen vino.

 

¿CUÁNDO SE PODA LA VIÑA?

 Las cuadrillas de podadores trabajan mientras la viña descansa. La poda debe hacerse ahora, en invierno. Es ahora cuando los sarmientos, las ramas del año anterior, están ya secas, las hojas se han caído. La viña está en reposo. La savia no se mueve y por eso, aunque se hagan heridas en las plantas, esta no sufre.

Es importante no hacerla demasiado pronto, es decir, durante el agostamiento. O la planta no estará en completo reposo y podemos dañarla con los cortes. También, puede ocurrir que sea tan pronto que los nutrientes de las hojas y de las ramas no se hayan trasladado al tronco de la vid para ayudarla a pasar el invierno. Así que dejamos a la vid sin parte de los aportes nutricionales que le ayudarían a pasar el invierno.

Pero tampoco es conveniente hacerla demasiado tarde, cuando la planta comienza a salir de su reposo. Cuando la savia haya comenzado a moverse y cuando la planta se está ya despertando. En ese caso, la planta puede sufrir más las heridas y la costará recuperarse y brotar con normalidad.